Ozona Consulting · ISO 20000, ISO 270001, ISO 22301 consultancy

Publicada la ISO 20000-1:2018

El sábado 15 de septiembre ha visto la luz la tercera edición del estándar internacional de gestión de servicios, la ISO 20000-1:2018, que reemplaza a la publicada en 2011. Esta nueva edición aporta numerosas mejoras que facilitará la conformidad a organizaciones prestadoras de servicios internos y externos, de cualquier dimensión y sector, permitiendo una aplicación menos rígida y, a la vez, más valiosa. 

El equipo editorial de la ISO 20000 en ISO/IEC JTC1 SC40 está formado por representantes de 36 países participantes, 15 países observadores y 4 liaisons. Ozona Consulting cuenta con dos de sus miembros en el comité internacional desde 2010, Lynda Cooper y Diego Berea.

El pistoletazo de salida de la elaboración de la ISO 20000:1-2018 tuvo lugar en mayo de 2015 en São Paulo. En esa fecha, se presentó un primer borrador interno y se aprobó una lista de 17 principios que regirían todo el proceso editorial. Como ya ocurrió en la edición de 2011, la editora principal de la ISO 20000 ha sido nuestra compañera Lynda Cooper

El ciclo estándar de revisión de una norma internacional es de tres años, desde la presentación de un primer borrador hasta la publicación final, con una serie de etapas intermedias que requieren votaciones de los países miembro de varios meses de duración cada una.

Reuniones del comité internacional ISO/IEC JTC1 SC40 para la elaboración de la ISO 20000-1:2011 y de la ISO 20000-1:2018

La figura adjunta ilustra las reuniones del comité editorial de la ISO 20000 para la publicación de las ediciones de 2011 y 2018

Se trata, por tanto de un recorrido lleno de hitos exigentes con dos reuniones presenciales cada año -São Paulo, Copenhague, Suzhou, Londres, Okayama, Redmond y Lisboa- y mucho trabajo en remoto de los editores y del conjunto del equipo editorial en reuniones webex a todo tipo de horas intempestivas: Cuando es de día para unos, es de noche para otros…

Con el hito de la publicación, no acaba el trabajo de los editores: Es necesario continuar con la actualización de las restantes partes de la norma, fundamentalmente aquellas que complementan a la parte 1 en cuanto a su comprensión y aplicación:

  • ISO/IEC 20000-2, la guía de aplicación
  • ISO/IEC 20000-3, guía en la elección del alcance 

También se inicia el proceso de divulgación de las novedades, con el objetivo de lograr la máxima adopción del nuevo estándar. Entidades de normalización, certificadoras, empresas de formación y consultoras están ya desde hace semanas realizando su trabajo de divulgación para ayudar a las organizaciones certificadas en la transición a la nueva edición y a las organizaciones no certificadas a lograr una primera certificación ya con los requisitos de la nueva edición.

En esa línea, Ozona organiza una masterclass en Madrid, Barcelona y Lisboa con Lynda Cooper y Diego Berea durante el mes de octubre para dar una guía práctica a las organizaciones que cuentan con un sistema de gestión de servicios -certificada ISO 20000 o no- para lograr la adecuación a los nuevos requisitos de la norma.

La ISO 20000-1:2018 en español

Además, ya a nivel de cada país, es necesario traducir la norma e iniciar el proceso de homologación como estándar nacional. En el caso de España, es necesaria seguir una serie de pasos que culminan con el envío al BOE para información pública y la publicación como norma UNE.

El comité espejo en España, el CTN 71 GT25 deUNE, ha adelantado mucho trabajo traduciendo el último borrador previo a la publicación final, con lo que se espera que pueda estar publicada en español antes de final de año.

Contribución de España a la ISO 20000-1:2018

Si bien la participación de España en la elaboración de la edición de 2005 y 2011 fue bastante discreta, en la edición de 2018 ha sido bien distinto. España ha sido uno de los países que más ha contribuido con comentarios técnicos, situándose a la par de los países habitualmente más activos: Reino Unido, Australia, Estados Unidos, etc.

Además, ha habido propuestas realizadas por España que han impactado significativa y positivamente en la evolución de los diferentes borradores hasta llegar a la versión final. No sólo ha sido una contribución abundante, sino también una contribución valiosa y activa.

Damos, por tanto, la bienvenida a la nueva ISO 20000-1:2018 y nos ponemos manos a la obra para aplicarla en proyectos, formar a los profesionales y ayudar a las organizaciones a lograr la conformidad con los nuevos requisitos de la norma.



X